Reseña de Hiragana Pixel Party

Habiendo completado Hiragana Battle y Katakana War y continuando con mi aventura por el japonés decidí probar un tercer juego con un objetivo similar a los dos anteriores, Hiragana Pixel Party, un juego de ritmo destinado a la memorización y rápido reconocimiento de los silabarios japoneses.

Al tener previo conocimiento del Hiragana y el Katakana pensé que tendría una experiencia más fácil y pensaba tomar el juego como un entrenamiento para mejorar mi habilidad de leer con velocidad los caracteres y entender palabras de una manera más natural, poco sabía yo de lo equivocado que podía estar.

Hiragana Pixel Party es un juego de ritmo en el que al mejor estilo de simón dice debemos presionar algunos botones de nuestro control siguiendo una secuencia previa de caracteres de Hiragana o Katakana según el modo en el que nos encontremos, al mismo tiempo y siguiendo los patrones correctos daremos letra a las melodías de chiptune que suenan de fondo mientras esquivamos los obstáculos que aparecen en nuestro camino.

Su jugabilidad es simple, pero no fácil, de hecho su dificultad aumenta considerablemente con el avance de cada nivel, lo que me lleva a admitir que quizá mis habilidades psicomotrices no eran las más adecuadas para este tipo de juego, pudiendo llegar solo hasta el nivel 25 de cada categoría aproximadamente hasta que decidí rendirme. Otro factor en contra fue la monotonía, pues aunque técnicamente los niveles más avanzados eran más difíciles, la jugabilidad era la misma. Revisando reseñas de otras personas noté que muchos otros también se rendían cerca del nivel 20, dando razones muy similares a las mías.

Didácticamente considero que el juego podría ser útil para memorizar la forma de los caracteres, pero no me parece el mejor método para aprender los silabarios japoneses, además de esto Hiragana Pixel Party sufre de dos fallos muy grandes, siendo el segundo el que me llevó a desistir completamente del juego sin arrepentimientos: el primer problema es que si bien te ves forzado a aprender o memorizar los diferentes caracteres de cada silabario, en ningún momento se te enseña la correcta escritura de cada uno (número de trazos y la dirección de cada uno) lo que es bastante importante en la lengua japonesa, el segundo punto es que el juego no está diseñado para enseñar palabras ni nada parecido, simple y llanamente Hiragana y Katakana carácter por carácter, nada más.

Aunque el juego es entretenido puede volverse bastante frustrante y exigente incluso para los que ya conocemos el Hiragana y el Katakana, en cuanto a su factor de aprendizaje, puede ser útil para memorizar algunas formas y quizá pensar cada sonido más rápidamente, pero no lo considero el mejor método ni el más apropiado para aprender Hiragana o Katakana.

Hiragana Pixel Party se encuentra disponible en Steam por un precio de $7.99 o el equivalente en las zonas con precios regionales.


Miguel Montoya
¡Sígueme!

Miguel Montoya

Geek colombiano, amante de la escritura, la buena ortografía, el café y los videojuegos.

contacto@untaldex.com
Miguel Montoya
¡Sígueme!

Miguel Montoya

Geek colombiano, amante de la escritura, la buena ortografía, el café y los videojuegos. contacto@untaldex.com

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz